ALOZ

ALOZ 
EN LA ORILLA DEL EMBALSE DE ITOITZ

Imagen del Sitna en donde se ven las ruinas de Aloz en la lengua de tierra que entra al embalse


Ubicación

Aloz está situado en el valle de Lónguida, dentro de lo que era el término de Itoitz, concretamente entre Orbaiz y Zazpe. La construcción del embalse de Itoitz dejó este despoblado en la misma orilla del embalse.


Historia

La primera referencia documental que nos habla de este antiguo lugar de señorío nobiliario data del año 1203, que es cuando su titular, Sancho de Aloz, dona el lugar a Santa María de Roncesvalles; ese documento nos permite también conocer que en aquél momento cultivaban sus tierras dos villanos de Górriz.
El Libro de Rediezmo del año 1268 le imputa una renta eclesiástica de 2 cahíces, 2 robos, y 3 cuartales de trigo. En 1366 consta que estaba despoblado este lugar, aunque a la vez se informa que en este mismo año existía allí una casa u “hospital”. En 1646 había 1 fuego; en 1786 había 5 habitantes, y en 1824 constaban 6 vecinos censados. A partir de entonces quedó considerado como despoblado.



ALBUM FOTOGRÁFICO
IMÁGENES TOMADAS EL 28 DE SEPTIEMBRE DE 2011 POR JUAN LUIS LANDA


Construidas a conciencia para resistir el peso de las campanas, las espadañas de las iglesias suelen ser la última pared en caer.



Palacio de cabo de armería. La mayoría de estos núcleos de población surgen en torno a una torre de vigilancia, adjudicada por el rey a un noble, el cual construye un palacio, y en torno a este unas casas para la servidumbre que atiende torre y tierras. De inmediato se levanta una iglesia para atender las necesidades espirituales de los lugareños. Así nació Aloz. Hoy no hay enemigo que vigilar, ni labradores que trabajen las tierras, ni un vecino que rece en la iglesia, ni un señor que se sienta noble en un palacio que va perdiendo su glamour.



Antaño hospital y edificio palaciego; hoy... poca gente sabe de su existencia pasada ni presente.


Ausente ya la madera de sus puertas, resisten todavía, unidos por la maleza, los vanos de las mismas. Dovelas, dinteles y ménsulas que han sido testigos mudos del paso de las últimas generaciones que habitaron el palacio.


Una vez más, como siempre, la naturaleza regresa para ocupar el espacio perdido. En Aloz reinan hoy la ruina y la maleza en armonioso maridaje.


Patio del palacio de Aloz. Planta cuadrangular, torres vigías en las esquinas... Antaño voces de vigías, relinchos, martillazos de herrero, tertulias familiares.... y hoy silencio total, vegetación que sube, y paredes que bajan.


Ventana palaciega en medio de la fachada pétrea. Columna parteluz en el centro; al otro lado sendos asientos de piedra en donde se aposentaban al atardecer las mujeres de la casa buscando la última luz del día mientras manejaban la rueca y el huso.


Aloz conoció en su historia otras épocas en las que permaneció despoblado durante mucho tiempo, para posteriormente volver a llenarse de vida. Le tocan ahora vacas flacas.


Mimetizado totalmente con el paisaje, Aloz, muy cerca del embalse de Itoitz, ve como se va apagando su imagen víctima de un deterioro progresivo. ¿Llegará a desaparecer totalmente como en los últimos siglos lo han hecho decenas de despoblados navarros?. Queda aquí, sobre estas líneas, un recuerdo de lo que un día fue.


 28 de septiembre de 2011.- Despedimos este reportaje fotográfico con esta imagen panorámica de Aloz. Esta foto nos emplaza a volver a repetirla dentro de unos años, y que sea el paso del tiempo quien nos indique y nos denuncie el acelerado deterioro que sufre el lugar. Por ello es importante salvaguardar la memoria de lo que un día fue; y por ello, también, es importante salvaguardar esta memoria gráfica que, cuando ya nada quede, nos recuerde vagamente la vida que aquí hubo.

.


ERMITA DE SAN EMETERIO Y DE SAN CELEDONIO
FOTOS: JUAN CARLOS LAIGLESIA
IMÁGENES TOMADAS EL 29 DE JULIO DE 2011

Interior de la ermita de San Emeterio y San Celedonio, en estado de ruina.

Exterior de la ermita. Las paredes anuncian ya que no van a aguantar mucho tiempo.

Tejas que se caen, pared agrietada... ¡cualquier tiempo pasado fue mejor!.

Estado actual de la entrada a la ermita.



5 comentarios:

  1. En México, misma heredad y cultura, nuestros pueblos van feneciendo del corazón para fuera, se forman primero los suburbios alimentados por las depredadoras cadenas departamentales, las caxas, todas ya de intereses extranjeros, incluidas las de Espania, y ssí sufrimos el decaimínto, la desvalorización e incosteabilidad, la cerrazón de autoridades por rescatar y dignificar los centros históricos, y así, los últimos descendientes de los pioneros y fundadores vemos con amargura y tristeza que nuestros hijos y nietos ya pierden todo interés al ver la frustración de los esfuerzos de sua abuelos y padres. Muchos de ascendencia Navarra (Vasca o Euskadi e Ibérica en general, diluída por los siglos en las Américas, pero no tanto como para todavía no traer reminicencias de los parajes, rescoldos y remembranzas de las historias de hogar y familia, como la de los apelativos que muchos llevamos de sangre o relación política, como los de Andonaegui, Zárate, Zazueta, Ruanova, Urrieta, Arriola,Loperena, Maizterra,Vidal, Cota,Carrillo, Villarino (Creado por un Sacerdote que padreó varias familias al Sur de la Península en el Siglo XVII/III, mediante abraviaciones de su tierra natal "Villa de río N?), otros pioneros que recordamos, Murrieta, Zapién, Montes, Mora, Egozcue, villa, Villavicencio, Cossio, Burguenio, Sabuez, Sández, Aguiar, Aguilar, Martínez, Jiménez, Mercado, García, Ruíz, Rendón, Tapia, Monter, Sada, Pérez, (algunos de clara asendencia Portugueza o Moruna o libanesa, etc.
    Vamos a ver si realizamos una apología con este ejemplo sobre Pamplona... !Magníficat!!!, esperemos levantar alguna atención y conciencia ciudadana y oficial. Soniar no cuesta nada...
    Desde, Ensenada, Baja California, México.

    ResponderEliminar
  2. Estuve el otro día. Sí que da pena verlo a la vez que resulta muy sugerente. Hoy en día resulta un emplazamiento envidiable junto al pantano. Estupendo para dar un paseo corto y pasar un rato. No sabía que cerquita, hacia el este, debe haber también una ermita abandonada en ruina (San Emeterio y San Celedonio), que buscaré la próxima vez.

    ResponderEliminar
  3. La ermita todavía conserva los muros aunque el tejado a caído casi todo.

    ResponderEliminar
  4. En el termino de Aloz pero subiendo por una pista desde nagore, en un collado con el nombre : la torre, hay la ruina de una gran torre de planta cuadrada y quedan los muros de lo que fue la nave del edificio adosado. es impresionante esta en un alto rodeado de vegetación. no sabe nadie nada de esta gran torre?

    ResponderEliminar